martes, 10 de julio de 2012

Vecinos asquerosos

Unos vecinos que denuncian a todos los que viven en la calle. Son un matrimonio, 2 personas mayores con un hijo que tendrá más de 30 años. ¿Por qué nos denuncia? Pues porque le molesta el ruido durante el día. Parecen vampiros, duermen de día y hacen ruido de noche. Nadie los denuncia a ellos pero ellos a todos.
Si alguien está haciendo obras en su casa, los denuncia.
Si alguien pone música a las 12 de la mañana, los denuncia.
Si alguien esta viendo la tele a las 2 de la tarde, los denuncia.

Además se meten en la vida de todo el mundo. Vas por la calle andando tranquilamente y escuchas una voz que da repelucos decirte hola, y si le contestas al saludo te hace un interrogatorio sobre tu vida. Muchos la han mandado al carajo ya, y también a su marido.

Hace unos dias, el marido, fue al kiosko que está al final de la calle y le dijo a la dueña del kiosko:
- ¿No cree usted que va muy destapada para estar trabajando en un sitio en el que trata con los clientes?
- ¿Y a usted que coño le importa como vaya yo vestida? - dijo la mujer.
Entonces el tio impertinente se fue. La mujer no le dió 2 ostias porque se quedó demasiado impactada. Por la pregunta del tió pensareís que iba desnuda, pero no. Solo llevaba un escote normal y corriente.
Yo creo que quería ahorrarse las plegarias y el perdón que le pedirá a Dios por mirarle las tetas a la mujer del kiosko cada vez que vaya a comprar. Es que son muy religiosos este matrimonio.

El hijo ha puesto pinchos en la parte de arriba de la ventana, para que se enganche la ropa cuando la tienda. Sí, pinchos. Varillas de metal con la punta afilada, es el único sentido que tiene poner eso en la parte superior del marco de la ventana, por fuera, para que la ropa que tienda el que vive arriba se enganche. Pero se va a joder, la ropa no llega ahí, menudo payaso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario